Centenario Consagración de España al Corazón de Jesús

El origen de la devoción al Corazón de Jesús en España

Hablar del origen de la devoción al Corazón de Jesús en España es hablar del beato Bernardo de Hoyos. Él es quien recibió el encargo de Jesús de difundir y extender la devoción a su Sagrado Corazón. Y así fue, en tan solo dos años este joven novicio iba a extender de manera rapidísima la devoción por toda España, consiguiendo que se conociera en todos los pueblos.

Difusión de la devoción al Corazón de Jesús en España

Las grandes manifestaciones de amor al Sagrado Corazón por parte del pueblo cristiano a lo largo del siglo xix fueron fruto en su mayor parte de la labor del Apostolado de la Oración, principalmente a través del Mensajero del Corazón de Jesús. Las crónicas de la época al respecto son abundantísimas y nos muestran cómo la devoción al Corazón de Jesús había penetrado profundamente en aquella almas. Entresacamos alguna de ellas. La primera procedente de Málaga en 1900. Se trata de la popularísima procesión al Sagrado Corazón que, tras quedar suspendida unos años, volverá a impulsar el beato Raael Arnáiz en 1915 cuando fue nombrado director del Apostolado de la Oración. La otra de Sevilla en 1903.

El monumento al Sagrado Corazón de Jesús se hace realidad en el Cerro de los Ángeles

En el plan de Dios, Señor de la historia, llegó el momento de levantar el trono desde el que cumplir la promesa que su Corazón había realizado al beato padre Hoyos de reinar en España, y con más veneración que en muchas otras partes, la divina Providencia escogió, en primer lugar, a D. Francisco Belda y Pérez de Nueros. A éste le fue inspirada la primera idea del monumento al Sagrado Corazón en el Cerro de los Ángeles,