Autor: José Mª Alsina Roca

La Eucaristía, don del Corazón de Jesús

DESDE sus orígenes la devoción a la Eucaristía y al Sagrado Corazón de Jesús estuvieron si no identificadas, por lo menos intrínsecamente unidas. Basta recordar las conocidas palabras que santa Margarita pone en labios del Sagrado Corazón de Jesús, en…

Carlos de Foucauld, una vida ante el Santísimo

SON numerosos los aspectos a destacar en la intensa y agitada vida del ya santo Carlos de Foucauld. Pero si hay algo que resaltar en primer lugar, que ilumina y orienta su vida a partir de su conversión, es la adoración al Santísimo, ante quien pasará cada vez más tiempo y del que ya no querrá separarse jamás.

El padre Eymard: «Adorar y hacer adorar»

JUNTO a un san Vicente de Paúl, junto a un san Juan Eudes, junto a un Cura de Ars, Pedro Julián Eymard ocupa hoy un lugar junto a estos astros resplandecientes que son la gloria y el honor del país que los vio nacer y cuya benefi ciosa infl uencia se difunde mucho más allá, en la Iglesia entera», decía el papa san Juan XXIII en el sermón del día de su canonización en la clausura de la primera sesión del Concilio Vaticano II.

El reinado eucarístico de Jesús

LOS contemporáneos de Jesús decían: «queremos ver a Jesús» (Jn 12,21). Son los portavoces de nuestra humanidad. La esperanza consiste en esperar con confianza este desvelarse. Esta palabra significa en griego la acción de «revelar» o de «alzar un velo»; velo que nos impide conocer la verdad última sobre Dios y sobre el hombre. Queremos ver a Dios en toda su gloria y todo nuestro ser lo anhela. En otras palabras, ¡espera mos un Apocalipsis!

Domiinique Rey, La adoración en el corazón del mundo, Colección Fons Vitae, 2022, .172-175.

Carlo Acutis: «La Eucaristía es mi autopista al Cielo»

CARLO Acutis, un chico italiano de quince años, es un joven adolescente con una vida totalmente común al resto de chicos de su edad. Nacido en Londres el 3 de mayo de 1991, su vida se desarrolla desde muy p queño en Italia, país del que proceden sus padres y del que tuvieron que emigrar por motivos laborales.

Manuel González, «el obispo de los sagrarios abandonados»

CUANDO una persona muere, los hombres tienden a colmarlo y definirlo con miles de nombres, y sinónimos que describen a la persona. En el caso de este humilde cura, se le coronó como «el apóstol de los sagrarios abandonados», ya que fue misionero de la Eucaristía. Dedicó su vida, sus obras, sus acciones, sus palabras, y entregó su alma a aquel que le llamó desde el primero momento. Vertiendo sobre él la gracia y sensibilidad de la presencia de Dios allí donde mirara.

Vivimos una época frívola y perversa

Giulio Meotti, periodista y autor de una docena de libros, ha sido entrevistado para El Debate por José Mª Sánchez Galera en un diálogo que no deja indiferente: Varios intelectuales franceses han acuñado la expresión «Modernidad tardía» para referirse a…

La leyenda de la «papisa» Juana

L’Homme Nouveau recoge la explicación que Philippe Roy-Lysencourt, profesor de Historia en la Universidad Laval de Quebec, hace de una de las leyendas que recurrentemente se utiliza para atacar a la Iglesia, la de la supuesta mujer que habría ostentado…