Archivo del autor Gerardo Manresa Presas

Razón del número

En este final del 2017 se ha cumplido un nuevo centenario de extraordinaria importancia para la historia de la humanidad, el del triunfo de la revolución bolchevique en Rusia. El gran imperio de los zares derrotado por un grupo revolucionario…

1917: La Revolución rusa

No vamos a extendernos aquí en las causas históricas y profundas de la Revolución rusa, porque sería repetirnos.
Al entrar en guerra, aquel inmenso imperio, está reciente aún el descalabro nipón (guerra ruso-japonesa 1904-1905), en su descomposición interna. Las clases elevadas habían perdido el juicio, y ya soñaban con una monarquía constitucional en un país aun asiático por así decir.

Cronología de la Revolución rusa

En la Rusia prerrevolucionaria estaba en vigor el antiguo calendario juliano, en Occidente, se había sustituido por el gregoriano en 1582. A principios del siglo xx, el calendario juliano había acumulado un retraso de 13 días respecto al ciclo astronómico. El 24 de enero de 1918, el gobierno bolchevique decreta el cambio de calendario y establece que después del 31 de enero de 1918 se pasará directamente al 14 de febrero

El irracionalismo en la praxis revolucionaria del marxismo

El tema de este artículo es la praxis revolucionaria del marxismo. Para ello, cabría hablar de praxis en el sentido normal de la palabra, donde el adjetivo «revolucionaria» vendría a ser el sentido determinante y formal de ella. Así podríamos describir la praxis revolucionaria como el obrar que busca aquel fin al cual tiende la revolución marxista, el cual es, podríamos decir, la plena igualdad entre los hombres.

La conversión del pueblo ruso a la fe cristiana

La historia del origen del pueblo ruso, y su conversión, fue explicada largamente por el abad Silvestre de San Michaíl en la llamada Crónica de Néstor: «He escrito este libro crónica en la esperanza de obtener misericordia de Dios, en tiempos de Volodímer, reinando él en Kíev, y siendo yo –en este tiempo– 1051 abad en San Michaíl, en 624, noveno año de la indicción. Que quien lea este libro me tenga presente en sus oraciones».

El colapso de la Unión Soviética y su legado

En fecha no tan lejana como el año 1988 los estudiantes de Ciencias Económicas de la Universidad de Barcelona debían cursar una asignatura donde, siguiendo las páginas de El Capital, el profesor les explicaba la inexorable inviabilidad del sistema capitalista y el advenimiento, también imparable, del comunismo. Aquel profesor había hecho su tesis doctoral sobre el funcionamiento, supuestamente modélico, de las fábricas soviéticas.

La estrella contra la cruz

En su estrategia de control total sobre las poblaciones de los territorios conquistados por sus ejércitos, no son los obstáculos políticos o incluso militares, y mucho menos la resistencia ideológica, lo que la apisonadora del comunismo ha golpeado con mayor fuerza. La fe cristiana, esencialmente la católica de fuera de Rusia ha sido su peor enemigo. Es esto tan cierto que su primer fundamento filosófico ha sido, y sigue siendo, el materialismo ateo radical sin el cual la lucha de clases no podría haberse convertido en el motor económico y social de su lucha para dirigir al «hombre contra sí mismo» según el hermoso título de una obra de Marcel de Corte.