«HAY QUE PROTEGER SIEMPRE LA VIDA DE TODO SER HUMANO, DESDE SU INICIO EN EL SENO MATERNO HASTA SU FIN NATURAL»

«HAY QUE PROTEGER SIEMPRE LA VIDA DE TODO SER HUMANO, DESDE SU INICIO EN EL SENO MATERNO HASTA SU FIN NATURAL»
Ante el debate suscitado estos días sobre la vida humana naciente y la cuestión del aborto, los obispos de las diócesis de Castilla y León queremos recordar los principios que la Iglesia ha propuesto de modo constante en torno al don de la maternidad y la dignidad de la vida humana naciente.
1. Todo ser humano, más allá de cualquier condicionamiento, desde su concepción hasta su muerte natural, es siempre un bien para la humanidad y un don de Dios, creado a su imagen y semejanza, que debe ser acogido, protegido y amado.
(…) 5. La muerte provocada del ser humano, también en el seno materno mediante la práctica del aborto, no puede ser considerada como un derecho, pues niega de raíz la vida, fundamento de la dignidad humana que sostiene todos los demás derechos. Ofrecer un período de reflexión y proporcionar información sobre alternativas al aborto permiten a la mujer gestante contar con elementos necesarios para ponderar sus decisiones.

De la nota de los obispos de Castilla y León ante el debate sobre la vida naciente
y la cuestión del aborto, 20 de enero de 2023