525 aniversario de la primera misa en suelo americano

Email this to someonePrint this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Con una solemne Eucaristía, que contó con la participación de miles de feligreses de todas las diócesis del país, el pasado sábado 5 de enero se llevó a cabo la conmemoración de los 525 años de la primera misa celebrada en América, oficiada en La Isabela (hoy República Dominicana) por el padre Bernat Boïl junto a otros doce sacerdotes concelebrantes –recién llegados al Nuevo Continente en el segundo viaje de Cristóbal Colón– el 6 de enero de 1494.
La ceremonia tuvo lugar en el templo Las Américas (diócesis de Puerto Plata), edificado sobre las ruinas de la primera iglesia construida en suelo americano –dedicada, por cierto, a Nuestra Señora de Montserrat, cuya imagen traída por los conquistadores aún se venera hoy en día– y posteriormente destruida por los huracanes.
En un ambiente de regocijo, monseñor Julio César Corniel Amaro, obispo de Puerto Plata, dio la bienvenida a los participantes que se unieron en la fe para celebrar el acontecimiento histórico que convirtió a la República Dominicana en la «cuna de la evangelización del nuevo mundo».
Durante la homilía el cardenal Rosa Chávez, obispo auxiliar en El Salvador, saludó a toda la feligresía en nombre del sucesor de Pedro, el papa Francisco, al tiempo que les exhortó a conservar «siempre la fe católica, proclamarla con valentía y vivirla con amor y buenas costumbres», como lo indicó el Santo Padre en la carta con la que nombró al cardenal su «Enviado Extraordinario».
La ceremonia presidida por el monseñor Chávez, donde también se clausuró el Año de la Eucaristía (2018), contó con la participación de los obispos de la CED, el presidente de la República Dominicana –don Danilo Medina–, el Nuncio Apostólico en el país –monseñor Ghaleb Bader–, autoridades civiles, militares, miembros del Cuerpo Diplomático y una representación de cada una de las diócesis del país.