Hace 75 años

Hace 75 años la revista Cristiandad centraba su número en torno a la figura del papa Gregorio XVI y las circunstancias  históricas que motivaron la publicación una de las encíclicas más controvertidas  de su pontificado, la encíclica Mirari Vos (1832).

Tras la Revolución  Francesa de 1789, nuevos aires revolucionarios se extendían por toda Eu- ropa enarbolando,  una vez más, la bandera  de la libertad.  En Francia,  un grupo  de católicos (Lammenais,  Montalambert  y Lacordaire)  fundaron  el periódico  «LAvenir»,  con el subtítulo  de «Dios y Libertad», asumiendo las tesis del liberalismo.  En él defendían proponían un catolicismo purificado basado en:
«Libertad de conciencia y de enseñanza, libertad de prensa, de asociación,  libertades civiles y políticas, libertad de trabajo y de industria,  tales son nuestros derechos naturales  y adquiridos» (L’Avenir 1830).
Estas palabras, escritas por su fundador Lammenais,  podrían parecer del todo aceptables a pri- mera instancia,  más en el fondo, escondían  la aceptación  de los principios  liberales,  y en torno a sus ideas, se fueron creando lo que posteriormente se denominaron  los partidos católico-liberales.
En la carta que por encargo  del papa Gregorio  XVI, envió el cardenal  Pacca desde la Santa Sede a Lammenais le advertía del error de sus doctrinas: «pues, aunque en ciertas circunstancias la prudencia exige que se las tolere como mal menor, tales doctrinas nunca pueden ser presenta- das por un católico como un bien o una cosa de desear». Es aquí donde se encontraba  el punto central del error de aquellas doctrinas  aparentemente  defensoras  de la libertad de la Iglesia. El ideal desaparecía  y el mal menor era presentado,  no como aquella circunstancia  histórica  con- creta que se debía tolerar, sino como un nuevo ideal cristiano purificado.
Recogemos  a continuación  unos extractos de aquella luminosa encíclica de Gregorio  XVI, en la que de manera admirable  expone los principales  errores de las doctrinas  liberales que, tanto en aquella  época revolucionaria, como en la actual de aparente  paz, estaban  comenzado  a ser propuestas  por los católicos, como los «nuevos ideales» a conseguir en la sociedad moderna.

Encíclica sobre los principales errores de su tiempo.

Gregorio XVI, «Mirari Vos»