Etiqueta: Santos Celia Guerin y Luis Martin

Celia y Luis (IX): la Virgen de la sonrisa

En 1734, el párroco de la iglesia de San Sulpicio de París encargó a un joven escultor, Edme Bouchardon, estatuas para su iglesia, una de ellas en plata, que debía ornar la capilla de la Virgen. Los parroquianos debían dar…

Celia y Luis (VIII): Leonia, el sufrimiento de Celia

Desde que en 1865 Celia comunicó a su hermano, estudiante de farmacia en París, la noticia del ganglio que se le estaba desarrollando en el pecho, para su posible solución, las circunstancias de la vida familiar y profesional no le…

Celia y Luis (V): educar a los hijos en Dios, con Dios y para Dios

Existen matrimonios en los que sus características son similares, hasta en su temperamento, su carácter, sus inclinaciones, sus cualidades y sus talentos, sus lagunas y sus defectos. Hay otros, en cambio, que parecen unir el agua con el fuego, la…

Celia y Luis (II): los peligros de las grandes ciudades

Tras el período de dos años en los que procuró aprender el latín para su ingreso en los canónicos del Hospital de Mont-Youx, Luis vuelve a reanudar su oficio de relojero y para perfeccionarlo se va a París. Luis llega…

El matrimonio Luis Martin-Celia Guerin (I): Sus primeros planes

África es una tierra de oportunidades. La primera imagen que a una persona de a pie le viene a la mente sobre el continente africano dista mucho de esta afirmación: guerras, epidemias, pobreza, hambre… Pero lo cierto es que África…

Razón del número

Ha sido motivo de un gran gozo para los redactores de nuestra revista la canonización de los padres de santa Teresa del Niño Jesús. Como conocen nuestros lectores, sus enseñanzas espirituales –el camino de la infancia espiritual y la confianza…

Los santos del Sínodo

La canonización de Luis y Celia Martin, los padres de santa Teresa del Niño Jesús, el pasado día 18 de octubre ha sido un acontecimiento eclesial rodeado de circunstancias muy diversas que dan lugar a que pueda considerarse de excepcional importancia. En primer lugar es el primer matrimonio no mártir canonizado conjuntamente.