Del paganismo a la apostasía

En la actualidad, se puede observar que el hombre occidental, que en algún momento fue cristiano, se ha olvidado de Dios y ha construido una sociedad que busca ser autovalente y garante de todas las necesidades de sus miembros. De este modo, el hombre se ha ido secularizando y ensalzando el pragmatismo y el voluntarismo, basándose solamente en las capacidades humanas.

La crisis de autoridad y su consecuencia en la familia

La primera acepción que recoge el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua para la palabra «autoridad» es la de «poder que gobierna o ejerce el mando, de hecho o de derecho»; a esta acepción le siguen las de «potestad, facultad, legitimidad» y la de «prestigio o crédito que se reconoce a una persona o institución por su legitimidad o por su calidad o competencia en alguna materia».