España, tierra de María