Artículos

Dante, poeta y profeta de la esperanza, Parte I

La obra literaria de Dante, en especial modo su obra maestra la «Comedia» denominada por su excelsa composición y por los temas tratados como «Divina», ha suscitado a lo largo de la historia innumerables admiradores. La maestría de su estilo, la musicalidad de sus versos, la gran capacidad expresiva ha cautivado generaciones de lectores.

La Gran Guerra (1914-1918)

La guerra de 1914, calificada inicialmente como la Gran Guerra, es unos de los acontecimientos más decisivos de toda la historia de la humanidad y dará lugar, sin ninguna duda, a un antes y a un después de esta historia. Muchos son los aspectos que podemos señalar que dan razón de este apelativo de «gran» y de la trascendencia de las consecuencias que se derivan de este decisivo enfrentamiento bélico.

«Esperábamos la paz y este bien no vino…»

La paz, bien prometido a la humanidad, que ésta quiere buscar fuera de los caminos por los que Dios va a concedérsela, es el tema del magistral artículo que en 1948 publicó Luis Creus y que en síntesis reproducimos. Partiendo de 1917, año crucial en la época moderna a la luz de la encíclica «Ubi arcano» de Pío XI de 1922, analiza los acontecimientos de aquellos llamados «felices años 20».

La primera guerra mundial y la crisis de la modernidad

La «Belle Époque» y la «paz armada»

Los cuarenta años anteriores a la primera guerra mundial fueron los años de la supremacía mundial europea. La expansión de la civilización occidental por el mundo entero era la rúbrica de aquel talante optimista y dominador que parecía garantizar todos los porvenires.

La emperatriz Zita

Su Majestad Zita de Borbón-Parma (1892-1989) fue la última emperatriz de Austria y reina apostólica de Hungría, junto a su esposo, el emperador Carlos I de Austria y IV de Hungría, reinando durante el breve período entre 1916-1918. Las palabras del ritual de la coronación fueron: «Recibe la corona de la soberanía, porque tú sabes que eres la esposa del rey y que tú debes siempre tener cuidado del pueblo de Dios

Ante la reciente encíclica del Papa sobre el cuidado de la casa común

Aunque es verdad que la Iglesia y el Papa no son competentes en cuestiones científicas, técnicas, económicas y similares, en cuanto tales, es igualmente verdad que ningún ámbito de la vida y la actividad humanas escapa a su juicio en la medida en que afecta a la fe o a la moral. Por ello no es de extrañar que existan ya desde hace años exhortaciones y enseñanzas hechas públicas por la jerarquía católica sobre cuestiones relativas al medio ambiente y a la protección de la naturaleza.