Artículos

Consolar al que está triste: «Proyecto Raquel»

El aborto un crimen abominable

El Concilio Vaticano II calificó el aborto de «crimen abominable», «algo profundamente injusto», decía san Juan Pablo II, por ser la eliminación voluntaria y querida de un ser humano absolutamente indefenso, y cuya vida es sagrada e inviolable, como dijo el papa Francisco, pues todos los humanos somos hijos de Dios.

Visita de las reliquias de santa Teresita y sus padres

En marzo de 2015 se anunciaba la canonización de los padres de santa Teresita y el Jubileo de la Misericordia. Eso movió a pensar a algunos miembros de Schola Cordis Iesu en la oportunidad de celebrar un congreso en continuidad con el del 2007, Cor Iesu, Fons Vitae. Y así, en el encuentro nacional de Schola de Tarazona del mes mayo se hizo pública la convocatoria del congreso COR IESU VULTUS MISERICORDIAE

La Virgen María, Montfort y el «Acto de ofrenda al amor misericordioso de santa Teresita»

«El día que me encargasteis que lo hiciera, me pareció que disiparía mi corazón al ocuparse de mí, pero después Jesús me hizo sentir que obedeciendo con sencillez, es como más le complacería; por otro lado no haré otra cosa que comenzar a cantar lo que he de repetir eternamente: ¡¡¡¡Las misericordias del Señor!!!!
»Antes de tomar la pluma, me he arrodillado ante la imagen de María (aquella que tantas pruebas ha dado de las maternales preferencias que la Reina del cielo tiene por nuestra familia), suplicándole que quiera guiar mi mano para no escribir ni una sola línea que no sea de su agrado».

San Luis Mª Grignion de Montfort y la misericordia

Este año 2016 es especial para la familia motfortiana, a la que pertenecen las personas que viven la espiritualidad que san Luis Mª Grignion de Montfort propagó a principios del siglo xviii en las regiones francesas de la Bretaña y la Vendée.
Y es especial porque celebramos el tricentenario de su muerte, acaecida el 28 de abril de 1716, en Saint-Laurent-sur-Sèvre, donde está su tumba, que es visitada por numerosos peregrinos.

«El devoto esclavo de Jesús por María» (cántico 77)

Tricentenario de la muerte de san Luis María Grignion de Montfort.
Cántico 77, compuesto por el santo para la evangelización de las poblaciones en sus misiones populares.
1. Alma, canta, canta y publica
a la gloria del Redentor,
la bondad sin par de María
con su fiel esclavo de amor.
2. ¡Quién tuviera voz de trueno
y gritara en la inmensidad
que quien más la sirve y venera
logra mayor felicidad!

San Luis Mª Grignion de Montfort: si el grano de trigo no muere…

Jesús, después de su entrada en Jerusalén, hablando en el Templo a la muchedumbre que había ido a la fiesta de Pascua, dijo: «En verdad, en verdad os digo que, si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, quedará solo; pero si muere, dará mucho fruto», (Jn 12, 24), y cuatro días después en la conversación con sus apóstoles después de la Cena del jueves, antes de su Pasión, les dijo: «Si el mundo os aborrece, sabed que me aborreció a mí primero que a vosotros», (Jn 15,18).

Razón del número

En este año jubilar hemos podido escuchar repetidamente como el papa Francisco insistía en sus catequesis en que una de las prioridades pastorales que tiene hoy día la Iglesia es la vuelta a la práctica del sacramento de la Penitencia.…

El Cura de Ars: el amor del Corazón de Jesús a través del sacerdocio

En nuestra época la Iglesia nos urge a los sacerdotes a redescubrir el sacramento de la Reconciliación tanto en calidad de penitentes como en calidad de ministros. Como ovejas del rebaño de Cristo somos llamados, junto con todos nuestros hermanos los bautizados, a reconocernos humilde y sinceramente necesitados del sacramento y los primeros destinatarios de la misericordia que hemos de administrar en beneficio del Pueblo de Dios.

La misericordia en el Padre Pío de Pietrelcina

Su primera preocupación, su anhelo sacerdotal y paterno, fue siempre que las personas volvieran a Dios, que experimentaran su misericordia y, renovadas interiormente, redescubrieran la belleza y la alegría de ser cristianas, de vivir en comunión con Jesús, de pertenecer a su Iglesia y practicar el Evangelio».