Artículos

El principio del mal menor

Abordar el tema del mal menor en el entorno de unos artículos dedicados al Syllabus de Pio IX, en el que se condenan los errores modernos, tiene sentido porque a partir de la progresiva secularización de los estados y de la vida pública y política surge en la participación de los cristianos en la «res pública» un problema que podríamos considerar estructural…

El «Syllabus»: su razón y oportunidad

Dos concepciones del hombre y de la vida se hallan frente a frente: la concepción sostenida por la Iglesia y la sostenida por la moderna civilización. La Iglesia, Ciudad de Dios, con una «lógica exacta», que sus enemigos reconocen y que sus hijos admiran como signo que es de la mano y de la asistencia divina, ha ido desarrollando -es decir, poniendo en luz cada vez más clara- el depósito dogmático que su Fundador le ha confiado.
Paralelamente, la Ciudad del Mundo, con una lógica no menor, y que revela asimismo la mano de su Príncipe, desarrolla

Vigencia y actualidad del «Syllabus»

Yo me pronuncio, y no solamente como opinión particular, sino porque creo que corresponde plenamente al pensamiento de la Iglesia, por la vigencia del Syllabus; vigencia en un doble sentido.
Existe la que podría llamarse vigencia «canónica». La Iglesia no ha retirado el valor a este documento y tiene por consiguiente fuerza rectora para las mentes y obligatoria para las voluntades de los políticos católicos. Pero además de esta vigencia canónica hay una segunda vigencia que podríamos llamar «moral» o de actualidad. Ciertos errores condenados por la Iglesia no tienen hoy en día gran importancia: las condenaciones que la Iglesia lanzó hace muchos siglos, por ejemplo, contra el priscilianismo o contra los patripasianos, hoy en día no tienen actualidad, porque no hay quien siga esos errores. ¿Podemos decir una cosa parecida del Syllabus? ¿Ha perdido su actualidad porque no hay quienes sigan las orientaciones y derroteros reprobados por el Papa?

El «Syllabus» y la «Dignitatis humanae»

Recientemente, el papa Francisco llamaba la atención sobre la intensidad con que se debate acerca de la libertad religiosa, un derecho vulnerado actualmente en más de la mitad de los países del mundo. En este debate, como también recordaba el Santo Padre, debe tomarse como punto de referencia la declaración sobre la libertad religiosa Dignitatis humanae del Concilio Vaticano II. Sin embargo, esta declaración es interpretada en muchas ocasiones de manera ajena, cuando no contraria, a la doctrina tradicional de la Iglesia…

Cristo, pastor y rey del mundo

Nuestra Madre la Iglesia nos presenta hoy la celebración de la solemnidad de Cristo Rey del universo, es decir de todas las naciones, pueblos, razas, familias e individuos. Es el Rey. La primera lectura es del profeta Ezequiel y nos presenta una imagen: la del Pastor, la imagen de un Rey Pastor.
Una imagen familiar en el Antiguo Testamento. Lo había proclamado el salmista: «El Señor es mi pastor» (salmo 23) y el salmo 80: «Pastor de Israel, escucha». Y el profeta Isaías en un gran pasaje ve a Dios «Como un pastor que apacienta su rebaño. Lleva en brazos los corderos, y hace recostar a las madres…»

En las fuentes del liberalismo: el pensamiento de Spinoza

El beato Pío IX publicó el año 1864 (diez años después de la promulgación del dogma de la Inmaculada Concepción) la encíclica Quanta cura acompañada con un compendio de proposiciones en el que denunciaba los principales errores modernos. Es verdad que las proposiciones que en él se contenían no eran nuevas, ya que de hecho todas estaban recogidas de antiguos documentos magisteriales, pero era nuevo el modo de presentarlas y la autoridad con que estaban revestidas. El Syllabus (tal era el nombre del compendio), fue acogido como una declaración de guerra contra las nuevas ideas…

CRISTIANDAD, “semper fidelis”

Al cumplir los setenta años de su aparición la revista Cristiandad publica su número mil. Un largo camino recorrido que invita a una gozosa reflexión. En primer lugar, renovar nuestra acción de gracias al Corazón de Jesús por habernos concedido el don…