Autor: Omaecheverría, Delegado Diocesano de Misiones Bilbao