Roma busca multiplicar las capillas de Adoración Perpetua

Email this to someonePrint this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Aunque Roma cuenta ya con ocho capillas de Adoración Perpetua, «con ocasión de este año jubilar –explicaba el padre Alberto Pacini, rector de la basílica de Santa Anastasia– queremos proponer la ampliación de la adoración eucarística perpetua a treinta y seis parroquias romanas, es decir, una por prefectura», dando así a los fieles la posibilidad de orar frente al Santísimo Sacramento sin límite de horario.
Para ello, y con el visto bueno del vicario del Papa para la diócesis de Roma, la Adoración Perpetua organizó el pasado 18 de octubre un congreso, presidido por el cardenal Ennio Antonelli, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Familia, en el que presentó la iniciativa al resto de párrocos cuyas comunidades tienen capillas de adoración eucarística. «Nuestra iglesia fue la primera en Roma –recordaba el padre Pacini–. Por supuesto, para la Adoración Perpetua es necesario organizarse pero no es complicado. Basta el compromiso de feligreses voluntarios de asistir una hora a la semana. Es sacrificado pero la gratificación es verdaderamente grande. (…) La gente tiene una necesidad real de estar en silencio tras una jornada de confusión. Por esto es importante dar a todos la posibilidad de encontrar siempre una iglesia abierta, también en el corazón de la noche y de permanecer frente al tabernáculo para poder confiar a Jesús las alegrías y los dolores» (Gaudiempress.org).
La adoración eucarística perpetua está siendo promovida en todo el mundo por los Misioneros de la Santísima Eucaristía, asociación clerical pública de derecho diocesano. Esta asociación, erigida el 17 de julio de 2007 en Paray-le-Monial por Mons. Dominique Rey, obispo de Fréjus-Toulon, tiene por carisma la promoción, organización y fundación de la Adoración Perpetua en las parroquias y en las diócesis para la extensión del reino eucarístico de Jesús.