Esperando el deseado encuentro de todos los armenios en la casa del Padre. Un deseo ardiente del Papa: la unidad

Email this to someonePrint this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+
Por: Juan XXIII, San
Fecha: Feb, 1959
Número(s) de la revista: 336