La Santísima Virgen debe aniquilar los tétricos planes de los enemigos de una Humanidad unida y cristiana

Por: Pío XII
Fecha: Sep, 1955
Número(s) de la revista: 275-276